viernes, enero 25, 2008

Una anécdota y cuatro fragmentos de Philip K. Dick


Una anécdota de Philip K. Dick, narrada por él mismo, acerca de su primer relato de ciencia ficción publicado en julio de 1952, Aquí yace el wub (Beyond Lies the Wub):

"Mi primera historia publicada, en la más deleznable de las revistas baratas que se vendían en aquel tiempo, Planet Stories. Cuando llevé cuatro ejemplares a la tienda de discos en la que trabajaba, un cliente me miró y, con ciertos reparos, me preguntó: "Phil, ¿tú lees esta clase de basura?". Tuve que admitir que no sólo la leía, sino que también la escribía."

Algunos fragmentos de su novela Tiempo desarticulado (Time Out of Joint, 1959):

"-Es cierto- dijo Jack-. Ya no hay principios en el mundo. Recuerda los tiempos de antes de la segunda guerra mundial y compáralos con los de ahora. Qué diferencia. No había la falta de honradez, la delincuencia, la inmoralidad y las drogas que ahora nos invaden por todas partes. Muchachos que estrellan coches, esas autopistas y las bombas de hidrógeno... y los precios que suben sin parar, como el del café. Es terrible. ¿Quién se queda con el botín?

Discutieron el asunto. La tarde transcurrió, lenta, aburrida, sin que apenas sucediera nada."

El protagonista, Ragle Gumm, acerca de Bill Black, otro personaje:

"(...) llegaría a alguna parte, se daba cuenta de ello. Lo extraño en este mundo es que un tipo aplicado, sin la menor idea original, que copia a los que tienen autoridad sobre él hasta el nudo de la corbata o una arruga de la barbilla, siempre logra llamar la atención. Es elegido. Asciende. En los bancos, en las compañías de seguros, en las grandes compañías eléctricas, en las empresas que fabrican misiles, en las universidades. Él los había visto como profesores adjuntos enseñando alguna asignatura recóndita- las sectas heréticas del siglo quinto- y, al mismo tiempo, concentrados en su carrera de ascenso a más no poder. Dispuestos a todo, salvo a enviar a sus esposas al edificio de la administración como carnaza."

"Mejor tener una fuente externa de reproches que sentir las profundas mordeduras internas de la duda y la autoacusación."

"Qué tranquilo estaba todo.

Una pasmosa desolación lo invadió. Qué desperdicio había sido toda su vida. Aquí estaba, a los cuarenta y seis años, jugando en el salón con un concurso de periódico. Sin ningún empleo remunerado legítimo. Sin hijos. Sin mujer. Sin casa propia. Haciendo tonterías con la esposa de un vecino.

Una vida sin valor."

4 comentarios:

instan dijo...

Como me temo que nadie comentará nada, aquí aparezco yo, para hacer un elogio de la obra de Dick en general. Estaba loco, pero que libros tan buenos nos dejó. Aunque este no lo he leído, y además es de la etapa en que todavía tenía la cabeza en su sitio,je,je.

Llosef dijo...

instanton, Tiempo desarticulado es uno de mis libros favoritos de Dick. El protagonista me recuerda mucho al de Ir tirando, una de sus novelas no de género (y que a mi gusto retrata eso del realismo sucio o como quieran llamarlo de una forma más intensa que la de, y no exagero, Raymond Carver), otra joya.

Vale que sus protagonistas suelen tener muchos puntos en común, pero los de estas dos novelas parecen el mismo: vidas sin sentido y vacías, ocupaciones laborales de pena, inútiles sociales jugando a las casitas con las esposas de sus vecinos (la de Ir tirando, especialmente atractiva)... y una actitud ante la vida que creo que se puede adivinar de forma sencilla por los fragmentos citados.

Vamos, que como ya formas parte del club de los "taitantos", no sólo te las recomiendo con fervor, sino que te voy avisando de que se tratan de retratos veraces.

plaxma dijo...

Aupa Llosef.
Veo que te gusta Philip K. Dick, fue, es, uno de mis escritores favoritos. en mi juventud creo que leí toda su obra publicada, entre ediciones españolas y sudamericanas,
es mas que un escritor de SF.
Bueno, el comentario era para agradecerte el enlace de enborRa en tu página y, como no te enlazo yo tambien.
Espero que disfrutes de la música enborRania......
Un saludo
enborRa
* Nos pasáremos por La décima víctima

Llosef dijo...

¡Hola plaxma!!!!

Jo, todo un honor el enlace, en serio. ¡Me encanta tu blog! Lo conocí gracias a ese otro magnífico blog que es Hand Beanies.

La verdad es que me siento un poco culpable porque soy el típico sinvergüenza que visita vuestros blogs, se descarga cosas que o no conocía o bien llevaba años dando por inencontrables y no deja un mísero mensaje... La verdad es que me da un poco de reparo. ¡No sé nunca qué poner! Salvo GRACIAS, claro. Con Hand Beanies me siento un poquito menos mal porque como ha puesto una opción de calificar las entradas, casi siempre voto, jeje. Vaya cara que tengo.

De enborRa me gusta casi todo, siendo mis preferencias (esto es, lo que te agradezco infinito): Orfeón Gagarin, Esplendor Geométrico, Vivenza, Francisco López, Miguel A. Ruiz, De Fabriek, Asmus Tietchens... En fin, no sigo porque no tiene sentido que continue. Pero también me encanta el dibujo de la cabecera: el ciego con la luz y el cayado que guía al hombre con los ojos vendados...

Y dices más que bien: PKD es más que un escritor de CF. A veces pienso, medio en serio medio socarronamente, como él hacía en sus obras, si la fe que buscaba o el mesías que esperaba y negaba a un tiempo no sería él mismo...

Saludos y nos leemos!!!!