domingo, mayo 16, 2010

Retorno de las estrellas (1961), de Stanislaw Lem



Puedes leer el comentario a este libro en la página web El antepenúltimo mohicano, bajo el título La Tierra es un mundo hostil, AQUÍ.


LEM, Stanislaw. Retorno de las estrellas. Traducción de Pilar Giralt y Jadwiga Maurizio. Madrid: Alianza Editorial, 1993. 273 p. El libro de bolsillo; 1647. ISBN 84-206-0647-2.

10 comentarios:

Mythos dijo...

Excelente reseña.
En su momento leí Solaris de Stanislaw Lem y me pareció una obra bastante interesante. Es lo que suelo pedirle a la ciencia-ficción: capacidad para la reflexión. No hace mucho me hice con Retorno de las Estrellas y Fiasco que eran los dos libros que, a priori, más me llamaban de este autor. Con mi larga lista de lecturas pendientes aún no he podido empezar ninguno de los dos pero espero hacerlo pronto. Retorno de las Estrellas, después de leer tu reseña, me ha hecho relacionarla por temática con Soy Leyenda de Richard Matheson donde al final, en realidad, también tenemos a un personaje enfrentado a una nueva humanidad que no comprende. Aunque, desde luego, la prosa de Richard Matheson y la intención de este no tienen mucho que ver con la de Stanislaw Lem.

Saludos

Pato dijo...

¡¡Dios mío, un libro que conozco, uno que conozco!!!! Que no significa que lo haya leído, pero tampoco no que no lo vaya a hacer. El sábado, una compañera de piso que es polaca me habló de él y prometió prestármelo. Esperaré a terminar los examenes y le hincaré el diente.
(No he leído la entrada completa, para evitar "espoilers").
xx

padawan dijo...

Ay, Lem, Lem... me encantó con Solaris y El invencible, pero no me gustó casi nada en Ciberiada. Y es que me resulta muy interesante su perspectiva sobre los límites de lo que podemos llegar a conocer o comprender, eso es algo que lo une mucho con Tarkovski, más allá de su adaptación de Solaris... Stalker es una película que bien podría haber escrito Lem, con La Zona como el alienígena que no podemos comprender.

Llosef dijo...

Amigo Mythos: gracias por tu comentario. A mí "Fiasco" me gusta mucho más que este "Retorno de las estrellas", pero bien es verdad que la lectura del primero es más difícil. "Soy leyenda" presenta, como indicas, ese punto de vista semejante, pero, coincidiendo contigo, las intenciones son distintas. En la novela de Matheson se trata de un enfrentamiento más directo, mientras que en la de Lem es más fuerte la idea de inadaptación. Estoy resumiendo que es un dolor, claro.

Querida Pato: no sé, no sé, quizá, si no has leído nada de Lem, te recomendaría comenzar con otra. "Solaris" o "Congreso de futurología" son las que yo te diría que leyeras primero, si tienes oportunidad, aunque el comienzo de "Retorno..." es brutal.

Amigo padawan: lo que indicas de "Stalker" me parece interesantísimo. El universo de los Strugastki (los autores de la novela en la que se basa "Stalker") no está muy lejos del de Lem, me atrevería a decir, y esto quizá ayude. Desde luego, las inquietudes filosóficas de los hermanos rusos no le andan a la zaga a las de Lem, pero he leído muy poco de los primeros y no me atrevo a compararlos con el genial polaco.

AUTODOLOR dijo...

Estoy con Padawan sobre "Ciberiada". Me gusta más "Micromegas" de Voltaire, ya puestos a dar la vuelta al Universo..
De Lem me quedo con "Un valor imaginario", sobre todo con lo del super-computador Golem, que pronostica el lenguaje futuro.

Llosef dijo...

Pues no he leído "Ciberiada", pero ya veo que muy mal no he hecho, jeje...

Mr. gabriel Reyes dijo...

Me uno a los que corean"Excelente reseña"....

Un Libro que mi infancia......

Mi hermano mayor, no se de donde lo saco y lo leí con avidez......

Probablemente tenia 10 años.......


A mí me gustó mucho....

Yo lo recomiendo, sobre todo contextualizando el momento en el que fue escrito...


Saludos

Llosef dijo...

¡Gracias por dejar tu comentario, Gabriel! Creo que si, como indicas, este libro se lee de pequeño, difícilmente se podrá olvidar. ¡Saludos!

Tirs dijo...

¿Sabéis? Yo he vivido ese libro. Sé lo que se siente al volver a casa después de un largo período fuera y descubrir que todo ha cambiado y que se es un extraño en la propia tierra, descubrir que aquello que uno llamaba "hogar" ya no es más que una morada extraña.

Me quedé impresionado cuando lo leí por primera vez: las sensaciones y emociones que Lem describe son las que yo sentí. Ni más ni menos. Hasta les di un nombre: "desubicación".

Llosef dijo...

Una de las cosas que más impresionan de este libro es justo eso que comentas, Tirs: si alguna vez uno ha sentido esa "desubicación" hay momentos en que su lectura provocará una identificación emocional única. ¡Muchas gracias por comentar!