lunes, enero 09, 2012

Breathless Homicidal Slime Mutants: The Art of the Paperback, de Steven Brower (2010)




En estos tiempos de dispositivos electrónicos para leer libros, perdón… digooooo… e-books, y discusiones eternas (los que no sabemos, que los que saben no) sobre cuál es el mejor y cuál no, cuál deberíamos comprar y cuál no (a mí me echa para atrás no el hecho de leer en un cacharro de esos, me importa un pepino con tal de leer, sino que me dan una pereza increíble y que el libro en papel me encanta) y, la más aburrida de todas, si el libro va a desaparecer o no, es un auténtico gustazo encontrarse un libro como este. Una recopilación de un buen puñado de portadas de libros de ediciones de bolsillo, una recopilación de ese fenómeno que condensa arte, publicidad, grosería y poesía en una sola página, todo con tal de llamar la atención del posible lector. A cualquier precio. Al precio del buen gusto, me refiero.


Steven Brower realiza una selección realmente alucinante de estas portadas de un tipo de libro, el de la edición de bolsillo, que en sus inicios simbolizó el ejemplo más diáfano de cómo la literatura podía llegar a todos, estos es, se popularizó. Precios de risa y ediciones pensadas para usar y no conservar, asequibles a cualquier bolsillo y puestos a la venta en cualquier lugar donde un ciudadano de a pie pudiera toparse con ellos. Sus contenidos, desde los más recónditos autores pulp a los clásicos más intocables de la literatura mundial. Porque para el libro de bolsillo no hay diferencia entre Erle Stanley Gardner y William Shakespeare. Total, ambos escribían casi siempre acerca de crímenes, y estaban allí para que los leyéramos.


Gerald Gregg



Ruth Belew


Brower trabajó un tiempo en el diseño de portadas para estas ediciones de bolsillo, y comenta que lo que más le sorprendió al comenzar su trabajo fue que tuvo que desaprender todo lo que había aprendido en la escuela de arte. Allí lo prohibido era lo que funcionaba: letras gigantescas, frases llamativas y exageradas, portadas que saltaban a la cara del posible lector como un puñetazo… Otro tipo de arte, al fin y al cabo: el de concebir una portada de un libro como una caja de cereales o de detergente.





Carl Bobertz


En la introducción, Brower hace una breve historia del libro, centrándose en la de las ediciones populares, y es curioso observar cómo esta costumbre nace con la novela, a principios del siglo XIX, con una autora que en su época fue una absoluta best-seller: Ann Radcliffe. Su novela Los misterios de Udolfo ya tuvo edición barata en el año 1819. En el 1820, otro superventas, Walter Scott, vería publicado su Ivanhoe de igual manera. Después vendrían Charles Dickens, los penny dreadfuls y el comienzo de toda una forma de entender la literatura como objeto de consumo, sí, pero también como algo que debía y podía estar al alcance de todos. Por muy poco dinero. Y con maravillosas e impensables portadas.




La lista de dibujantes que trabajaron en estas ediciones realizando portadas que a día de hoy nadie duda en considerar arte (aunque esto nos dé igual, a los autores no: ver considerado su trabajo es el mejor pago que pueden recibir en muchos casos) es enorme, y los resultados un auténtico deleite para los sentidos: Norman Saunders, James Avati, Barye Phillips, Bob Stanley, Milton Glaser, Ruth Belew, Gerald Gregg, John Groth… 




James Avati




John Groth




George Mayers


Ver su trabajo hoy es un auténtico regalo. Y una de las razones por las que, al menos yo, siempre seguiré buscando estas ediciones en papel. Abrir un libro, hojearlo, mirarlo, olerlo… son experiencias increíbles que van unidas a la lectura. Son cosas que seguiré haciendo hasta que me muera. Y si algún día no las puedo hacer, querré morirme.     


Gerald Gregg


Ruth Belew


Victor Kalin




Mitchell Hillary Hooks


Gerald Gregg


Gerald Gregg

BROWER, Steven. Breathless Homicidal Slime Mutants: The Art of the Paperback. Foreword by Steven Heller; cover by Norman Saunders. New York: Universe Publishing, 2010. 303 p. A Universe Book. ISBN 978-0-7893-1804-6.

14 comentarios:

Pato dijo...

Una entrada preciosa, Llosef, me ha encantado! Literatura e ilustraciones pulp, these are a few of my favourite things!
A mí me gustan más los libros analógicos porque se pueden perder, machar de polvo, prestar, hacer anotaciones, descubrir que alguien de la imprenta dejó su huella dactilar en la página 223 y ordenar por coloriney/o editorial en la estantería. Chúpate esa e-book. :)

A princesa no xardín dijo...

Me temo que yo también soy de esas personas que prefieren el libro en papel sobra todas las cosas, aunque pesen y se llenen de polvo y transformen cualquier mudanza en castigo divino. Y en lo que a libros se refiere, el que comentas es una joya: un libro sobre libros nunca puede defraudar! Y qué portadas!!

Ojalá los pulps vuelvan a ser lo que eran, baratos y de fácil consumo. Cuántas veces hemos hablado (y nos hemos quejado) Pato y yo sobre el precio medio de los libros de bolsillo en España!

Luther dijo...

Genial!!! Tengo una debilidad por el arte de las portadas.
Aunque la gente dice "lo importante es lo de adentro", yo sí juzgo a un libro por la portada, porque hace parte de la experiencia de lectura. Me gusta leer y mirar la protada repetidas veces, contemplarlos sobre la mesita de noche y ver los lomos en la biblioteca. El libro no es solo un montón de hojas pegadas, es un objeto de colección, en la que cada componente es importante.
¿Has visto los libritos de espionaje y policiaca de Editorial Verón? Los colecciono y los busco incansablemente tanto por las historias como por las portadas. Son geniales. Allí se ve el verdadero trabajo del artista, además de que son llamativas y capturan el punto clave de la historia. Uno las ve y ya empezamos a pensar de qué va la historia. Sólo la creatividad y la mano del artista.
Es una lástima que se haya perdido esa tradición. Ahora sólo toman una foto, la ponen en la protada y listo.
Y yo que leo terror... Me gustan los libros con epíritu, fuerza, carácter. El diseño de la protada deb ser tan estremecedor como la historia. Ya puedes ver, por ejemplo, las ediciones de Martínez Roca de Gran Super Terror, Gran Super Ficción, etc. Me encantan.
Por eso siempre acudo al libro usado, que no me decepciona y son mucho mejores y más baratos que las insulsas ediciones nuevas
(aunque hay algunas que se salvan), además que tiene un plus, y es la incansable búsqueda por librerías, la cacería, cosa que no tiene el e-book (aprovechando lo que mencionas sobre este formato).
Ya despertaste mi interés con este librito. Tomo nota.
Saludos.

Richard P dijo...

Gracias, son unas portadas hermosas. ¡Y viva el papel!

Anónimo dijo...

Menudo libro, malsana envidia. Y esas portadas son irrepetibles. Yo no sé si es snobismo, pero estas portadas añejas tienen algo que ya no se encuentra. Ahora hay otras cosas igual de buenas aunque en otro sentido. ¿Qué se ha perdido o ganado por el camino? Ni idea.

La cubierta de Bernard Shaw es fabulosa en su sencillez, y la del Fantasma de la Opera es hasta cursi, me gustan mucho.

Como ya me dijiste sobre las portadas originales de Keeler: que le iban como un guante al autor.

Buen año.

J

Anónimo dijo...

A nivel conceptual eran buenos, pero es que tecnicamente también lo eran.

¿Y dónde lo has conseguido?

J

WOLFVILLE dijo...

Genial libro. El otro día lo vi en una librería de estas raras de Madrid y me llamó la atención, pero al final -como gilipollas coherente que soy- no me lo compré. ¡Ay!

Yo tengo un libro electrónico de esos en casa y no le niego la utilidad. Para ciertas cosas es buena compra - hay libros de ensayo rarunos de estos del amazon que aquí no llegan y que quizás harían un excesivo bulto en mi librería-, pero en fin, sí, yo también prefiero el papel.

Saludos.

Llosef dijo...

¡Gracias Pato! "Ordenar por colorines y/o editorial en la estantería" está genial, pero no me negarás que eso tan rancio de "ordenar por orden alfabético" no es fantástico también, jajaja.

Querida Princesa: estaba convencido de que usted nos acusaría de moderniquis por utilizar libros en papel... Los precios en España son elevados para el nivel de vida que nos permiten nuestros sueldos, eso los que aún tenemos trabajo: no sé qué concepto o qué ideas se utilizan aquí. Hasta en el mercado de los libros usados o de ocasión a veces es excesivo.

Luther: tú lo has dicho, hay muchas cosas alrededor de un libro, casi rituales diría, jajaja. Y sobre todo lo que comentas: la cacería. ¡Pero si es una de las cosas más divertidas que hay en el mundo! Buscar libros en librerías de viejo es hacer como hacían los aventureros en las películas antiguas de safaris.

Richard: alguna portada del gran Harry Stephen Keeler podrían haber incluido...

Amigo J: lo compré por amazon UK a un precio muy asequible, la verdad. El ilustrador de la portada del libro de Shaw no se indica, y es una pena porque a mí también me gustó. Todas las imágenes que he puesto son de portadas que se incluyen en el libro.

Wolfville: no recuerdo cuánto me costó, pero sé que no es un libro caro. Si puedes verlo en una librería, mejor, así tienes la opción de echarle un vistazo antes. Pero yo creo que es una buena compra. Y ojo, que no me parece mal el libro electrónico ni nada por el estilo. Pero sí creo que lo están poniendo muy difícil para los profanos. Y sobre todo que me parece una estafa que uno compre un libro electrónico y no lo pueda prestar ni nada, como si no fuera tuyo. Y que en España están casi tan caros como los de edición en papel, lo cual ya me parece una burla impía...

¡Gracias a todos por pasaros y comentar! No son solo palabras: os lo agradezco de verdad.

rubenoki dijo...

Hola, yo agradezco a mi lector de e-book el poder conseguir libros "rarunos" descatalogados a golpe de ratón, así como algún ahorro económico y de espacio en estanterías, pero sigo comprando libros en papel (menos que antes, eso sí) porque también adoro "el libro" como objeto, ¡DONDE VA A PARAR!
En cuánto a las portadas, las debo buena parte de mi afición a los libros. De niño me quedaba pegado a los escaparates de los kioskos mirando las portadas de tebeos y bolsilibros. No me imagino un papyre o un kindle en el escaparate de un kiosko, y encandilando a un chaval, la verdad.
Me ha dado tanta envidia el libro que comentas que me lo he pedido a www.amazon.es (de España) por 19 leuros, por si a alguien más le interesa:
http://www.amazon.es/Breathless-Homicidal-Slime-Mutants-Paperback/dp/0789318040/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1326620494&sr=8-1

Saludos.
PD: Llosef, echo mucho de menos los programitas radiofónicos semanales.

Llosef dijo...

¡Gracias por comentar, rubenoki! Por amazon uk está un poco más barato, pero si no se pide algún libro más para compensar, con los gastos de envío puede salir por lo mismo. Y por el momento la radio terminó, pero quién sabe si en un futuro...

rubenoki dijo...

Ya lo he recibido. ¡Madre mía! qué recreo para la vista. Sé poquito inglés pero no me hace falta más porque casi todo el libro son portadas, ¡y qué portadas! (a todo color).
Gracias por el descubrimiento, ¡una gozada!

LestatZgz dijo...

Llevo años siguiendo este blog (escribiendo poco, o nada, ¡mea culpa!) y leyendo esta entrado he tenido que escribir algo.

Sobre el tema de los e-books sinceramente llevo siguiendo desde que salio y estoy algo cansado. Ya no solo por la campaña ultragresiva para que nos compremos el aparato ( casi parece que dicen: si te descargas los libros gratis no importa, compra el aparato, compralo, compralo ) si no por lo que supone que desaparezca el libro de papel. Lamentablemente en algúnos sitios asi sera, pero prefiero pasar frio, calor o cansancio, y encontrar joyas literarias en librerias de viejo polvorientas.


Esa sensación es algo que ningún aparato que se tenga que conectar a la corriente, me podra dar, ningúno.

Por cierto, maravilloso el libro con las ilustraciones...

Un saludo.

Black Arrow dijo...

Las portadass son estupendas
De los clásicos ni hablar pero advierto que alagunas obras sean en inglés o traducidas son una desilusión

De Iams: A Shot of Murder o Roja Luna de Miel es un buen sonmnífero(si no me equivoco)

Hay autores que estuvieron de moda en su momento:los 30,40 y 50y después pasaron al olvido
Aunque no todos se merecen tanta amnesia.


Saludos

Llosef dijo...

Rubenoki: mi inglés tampoco es para sentirse orgulloso, pero para este libro sí me da, jaja. Me alegro de que te haya gustado.

LestatZgz: bueno, yo no me declaro enemigo del ebook, pero sí que me da, como dije, una pereza increíble. ¡Si es que no hay nada más emocionante que eso que comentas! Ir de "caza" en las librerías de viejo o de segunda mano es insustituible. Gracias por comentar y por seguir el blog.

Black: claro, claro, hay ocasiones en que la portada es mil veces mejor que el libro en sí. ¡Ahí está su valor! Y si entre todos esos autores y obras olvidados de vez en cuando encontramos alguna joya... ¿no es eso maravilloso?