miércoles, enero 04, 2012

EAM # 04: El misterio de los peces saltadores, de Christy Cabanne y John Emerson (1916)




Esta semana, en El antepenúltimo mohicano, una genialidad delirante y divertidísima del año 1916: The Mystery of the Leaping Fish. ¡¡¡The 1916 cocaine classic!!! Una parodia salvaje del detective científico más famoso de todos los tiempos, Sherlock Holmes, que aquí recibe el alucinante nombre de Coke Ennyday.

Puedes leer el comentario siguiendo el enlace



Douglas Fairbanks, Bessie Love, Tod Browning, Christy Cabanne y David Wark Griffith seguro que jamás esperaron que hoy estaríamos hablando de ellos precisamente por esta película.






¡I LOVE BESSIE LOVE! 





11 comentarios:

WOLFVILLE dijo...

Un clásico absoluto!!! Justo antes de que se impusiera la dictadura de lo políticamente correcto. Browning un genio.

Saludos.

Llosef dijo...

¡Y Bessie Love!!!

Pato dijo...

Te lo dije antes y te lo repito: ¡Me encanta esta película y me encanta tu reseña! Olé.

Llosef dijo...

¡Y Pato!!!

A princesa no xardín dijo...

Cómo me gustan los títulos que empiezan por "misterio"!!! Y una película que se anuncie como "The 1916 cocaine classic", cómo no va a enamorarnos?

Por cierto, caerá alguna comedia de Lubitsch en "El antepenúltimo mohicano"? Para el humor sexualmente explícito no ha habido otro como él!

Llosef dijo...

Pues ahora que me das la idea... De su etapa sonora la duda estaría entre mis tres favoritas de ese período: "Remordimiento", su episodio para la película colectiva "Si yo tuviera un millón" y "El bazar de las sorpresas". De la muda, aunque me falta bastante por ver, lo tendría claro: tiene una que por su condición de rareza alucinatoria sería la elegida sin dudar. ¿Cuál elegirías tú?

A princesa no xardín dijo...

Ay! Pues tengo que reconocer que (todavía) no he visto ninguna de sus películas mudas! Así que hablaré desde mi condición de amateur: las comedias musicales que rodó con Maurice Chevalier me parecen fantásticas, y de entre ellas, mi favorita es "The smiling lieutenant" (según wikipedia, la tradujeron al español como "El teniente seductor"). Y añado: "Design for living", descarada como pocas, con un trío amoroso bien avenido que comparte piso (y qué trío! Gary Cooper, Fredric March y Miriam Hopkins!!!); y "Cluny Brown"... pero con Lubitsch siempre resulta complicado elegir sólo una!!!

WOLFVILLE dijo...

Por cierto que acabo de subir una modesta reseña al carnaval de su maravilloso fanzine. ¡Enhorabuena por tan buen material!

Llosef dijo...

Estimada Princesa: de un amateur a otro, porque de las películas de Lubitsch protagonizadas por Chevalier... ¡soy yo el que no ha visto ninguna!

Sr. Wolfville: ha sido usted demasiado benévolo con este espectro, pero por ello mismo las gracias que le doy por su reseña son más que sinceras.

Anónimo dijo...

Bueno en aquellos tiempos los jarabes y patillas de cocaína, hachis y adormidera se adquirían en farmacia sin problemas como relajantes o preparados energizantes bajo marcas como Bayer Antes de la demonización sensacionalita del mundo de Hollywood por la prensa de R. Hearst (el mimísimo Ciudadano Kane) y la autocensura del código Hayss se hicieron películas muy interesantes un broche es la colección Forbidden Hollywood con varios volúmenes que recogen películas que nunca más pudieron hacerse, vampiresas, criminales felices, relaciones sin curas ni ayuntamientos, etc. de estas recogería especialmente Baby Face con Barbara Stanwyck y Red Headed Women con Jean Harlow . Una historia del Hollywood mudo muy interesante es "Hollywood: a celebration of american silent films" en trece capítulos de una hora y narrada por james Mason. De Lubitsch elegiría sin dudar "Broken Lullaby" un drama cuyos primeros minutos en silencio que transcurren en un funeral por las victimas de guerra es el bofetón más sonado en la cara de la iglesia y el ejército que he visto en el cine, y una estupenda película antimilitarista sin duda.

Llosef dijo...

Una época en la historia del cine en verdad prodigiosa. Fantásticas todas las películas que citas, y lo más grande es que no están solas en su grandeza y fuerza arrolladora, incluso vistas hoy en día. O más aún vistas hoy en día, jajaja. ¡Saludos!