lunes, marzo 26, 2012

EAM # 13: Cielo amarillo, de William A. Wellman (1948)




La espectral película del oeste Cielo amarillo (Yellow Sky), dirigida por William A. Wellman en 1948, fue la película que comenté hace casi dos semanas en la página de cine El antepenúltimo mohicano. Un desierto voraz, un pueblo fantasma, unos forajidos más salidos que el rabo de un cazo, como se diría en mi pueblo, que son muy dados a la poesía romántica, y unos personajes tan ávidos de dinero que el sexo casi, solo casi, podría estar en segundo plano. En fin, la vida misma reflejada en una magnífica película del oeste. 

Puedes leer el comentario




El grupo de forajidos de más arriba no está mirando el infinito precisamente. Será el infinito el que los mire a ellos poco después.





6 comentarios:

WOLFVILLE dijo...

No conocía esta maravilla, pero pinta de lujo. Que curioso que Gregory Peck rodara tantos Westerns bizarros ("Noche de Gigantes", "Duelo al Sol"). Películas más grandes que la vida, sin duda.

Un saludo regado de whiskey.

Llosef dijo...

Wolfville, y no olvidemos con Peck la tremenda "El vengador sin piedad".

"Cielo amarillo" seguro que te gustará. No dejes de ver si no la conoces, del mismo director y también del oeste, ya no con Peck sino con Dana Andrews, "Incidente en Ox-Bow": ¡genial!

A princesa no xardín dijo...

Ay, qué imágenes!!! Estoy segura de que me gustará! Tendría que empezar a preparar el programa cinéfilo de Semana Santa, pero quién sabe si todavía estaré de mudanza en esas fechas? Mi vida es un caos! Pero me apunto las recomendaciones, esperando que lleguen días más tranquilos.

Llosef dijo...

¡Princesa, claro que te gustará! Hagas la selección que hagas, esta película encajará a la perfección.

¡Aguanta con la mudanza! Piensa en los momentos que vendrán luego de felicidad frente a tu chimenea en el salón del castillo y de solaz en las mazmorras torturando villanos. ¡Solo por esos instantes felices merecen la pena los esfuerzos presentes!

PAYMON dijo...

La he pillado en la FNAC por 5 euretes (versión Suevia) y me propongo disfrutarla esta noche, whiskey en mano, claro.

Llosef dijo...

Ya nos dirás Paymon. ¡Ojalá no te resulte una decepción! Aunque veo difícil que lo sea, jajaja.