miércoles, noviembre 21, 2012

EAM # 33: La invasión de los ladrones de cuerpos, de Don Siegel (1956)



Ya, ya, voy atrasadísimo con la puesta al día del blog, ay. Pero bueno, en cuanto pueda paso a ordenador comentarios que ya tengo escritos en mi cuaderno 19 (a mano, claro) de libros de John Wyndham y William Hope Hodgson (de este en una entrega doble cuando menos). Mientras, aquí os dejo lo que escribí para el blog de cine de Emilio Luna El antepenúltimo mohicano sobre la fascinante y con razón clásico de la ciencia ficción La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers), dirigida por Don Siegel en 1956. De lejos mi favorita de las dirigidas por él, una película por la que siento una profunda admiración y que nunca puedo dejar de ver con total arrobo y emoción. Puedes leer el artículo siguiendo el enlace:




El pueblo de Santa Mira me recuerda al mío, con la diferencia de que en el mío la invasión sin duda tuvo éxito.


"Salen todos de sus vainas / con sus camisas de caballos, / van todos en fila india / caminando como patos." (Día X menos 60)



Una película desesperada que por momentos deviene terrorífica. ¡Y con extraterrestres malvados que quieren dominar el mundo! ¡Y son como nosotros! Imposible no amarla.





5 comentarios:

WOLFVILLE dijo...


Amazing!! Spectacular!! Soberbio film y hechizante selección de imágenes. He visto esta película solo un par de veces y eso es dolorosamente poco. Tendré que recuperarla para una tercera pero ya!!

Esperamos esos artículos sobre Hodgson con ánsia.

J.C.Alonso dijo...

Amigo, Llosef. Acabas de introducirnos en una de las obras maestras del género realizadas por un director irrepetible (se nota que me gusta Siegel). Habrá muchas imitaciones y remakes, pero ésta es memorable. Obra maestra. Saludos

reusense dijo...

Hodgson -el hombre que, tras leerlo, no te metías en un barco ni de casualidad-, y Wyndham -vaya par de apellidos-, el creador de los trífidos, y demás terrores vegetales. Hace no mucho leí "El día de los trífidos", y un relato corto suyo, y creo que, quizá, la ciencia-ficcion británica tendría que ser más reconocida -a veces, creo, se supone a los británicos buenos sólo en terror o fantasía, y la CF cosa de norteamericanos-. Bueno, al menos, me he acostumbrado a visitar "El antepenúltimo mohicano", que me va también el rollo cinéfilo.
Un saludo.

Pato dijo...

Esta me la grabas junto a la de The Uninvited, ok? XD

Llosef dijo...

Amigo Wolfville: merece la pena verla una y otra vez. ¡Nunca se agota! Siempre se descubre algo nuevo en esta película prodigiosa. Lo de Hodgson, ay, tardará un poco...

J.C.: yo no soy muy amigo de Siegel, pero solo por esta película ya goza de toda mi admiración.

Reusense: tienes razón, la ciencia ficción británica cuenta con nombres imprescindibles (desde J. G. Ballard a Mervyn Peake), si bien su tradición en el terror nos haga olvidarlo un tanto...

Pato: tus deseos son órdenes.

Y a los cuatro: ¡muchas gracias por comentar!