martes, enero 22, 2013

EAM # 36: Blancanieves, de James Searle Dawley (1916)



Aquí os dejo mi comentario para la página de cine El antepenúltimo mohicano de la película Blancanieves (Snow White), dirigida en el año 1916 por James Searle Dawley. Toda una maravilla del cine comercial más primitivo, siempre moderna, entretenida y emocionante. Al principio nuestra heroína más parece Cenicienta, pero nos da igual. Marguerite Clark está fabulosa y, si bien la historia tarda en arrancar y en esos minutos iniciales hay un exceso de intertítulos, pronto la trama fluirá con pasmosa facilidad. Puedes leer el comentario

AQUÍ    



La primera secuencia está genial: Papá Noel irrumpe en una casa y deja unos muñecos sobre una mesa. Estos cobrarán vida resultando ser los protagonistas de la historia que veremos a continuación.


Aunque en muchos aspectos el guion es fiel al cuento de los Grimm, en otros lo ignora con admirable desparpajo. Así todo lo referente a la madrastra y su espejo, por poner un solo ejemplo de muchos, pero sin duda el que resulta más chocante.



El cazador toma en esta versión una importancia fundamental, tanto que su devenir casi devora en interés el de la propia protagonista. Uno de mis momentos preferidos es el encuentro de ambos en el bosque, cuando él tiene el encargo de asesinarla y le fallan las fuerzas.


Cómo no, hacen su aparición los siete enanitos, aquí cada uno con su nombre (no así en el cuento de los Grimm). Walt Disney, enamorado de esta película, iría más lejos en su versión incorporando a cada uno de ellos un rasgo de carácter definitorio.


La reina, madrastra de Blancanieves, tiene unos extraños aliados: una bruja trapisondera y un gato antropomorfo que no sé qué pinta allí. Eso sí, raro lo es un rato...


El ataque de la madrastra a la inocente Blancanieves en la cabaña de los enanitos también sigue con bastante fidelidad el original de los Grimm.


Y el desenlace está fantástico, con esa resurrección que a los que conozcan el cuento solo por la versión de Disney, en todo distinta a la de los Grimm, les sorprenderá sin remedio. Aquí también esta película de 1916 respeta a los hermanos alemanes. 


Y como obsequio, podréis ver completa la película Frankenstein, la mítica producción de Edison de 1910 dirigida por James Searle Dawley y protagonizada por Charles Ogle, que se tuvo por perdida hasta que el coleccionista que la conservaba solo para sí fue convencido de que la sacara a la luz. Anda que no le costó trabajo ni nada al muy...


13 comentarios:

Richard P dijo...

Muy interesante, no conocía esta película.

Llosef dijo...

Es una maravilla, Richard. Fascinó de niño a Walt Disney, tanto que una versión de Blancanieves fue el primer largometraje de su productora. ¡Un saludo!

WOLFVILLE dijo...


Para que luego digan que la idea de una "Blancanieves" muda, o la de una "Blancanieves" con mayor protagonismo del cazados son ORIGINALES (Ja!).

La originalidad no existe para el aficionado con inquietudes ;)

Llosef dijo...

Jajaja, sí que es cierto. Pero confieso que no me importaría ver la película de Berger. ¿Tú la has visto, Wolfville? ¿Qué te ha parecido?

El Abuelito dijo...

Un filme maravilloso, que una vez reseñé hacuiendo su lectura oculta, para un volumen consagrado a la relación de Aleister Crowley -quien jamás desdeñó los cuentos de hadas- y el cine... En la misma onda le recomiendo "Dornroschen" (la Bella Durmiente, de Paul Leni) y Cenicienta, con Mary Pickford me parace recordar... no sé, igual me confundo...

Llosef dijo...

Abuelito, he buscado en su Desván nada más leer su comentario. Ya sé que habla de "volumen" y no de su página, pero por si acaso lo podía encontrar allí no dejé de mirar. ¿Dónde se publicó ese artículo? ¿Nos podría dar más datos? Sabe que nos interesa esa lectura oculta, y más aún viniendo de usted.

Tengo por ver esa versión de 1914 de Cenicienta con Mary Pickford, y la de Leni la desconocía por completo. Nada, ¡a buscar!



WOLFVILLE dijo...


No he visto la blancanieves hispana y debo decir que la premisa me parece interesante a mi también. Pero empiezo a ver su ensalzamiento en iconos culturetas patrios o su candidatura a posible Oscar y se me quitan un poco las ganas.

En cuanto al "volumen" que cita el Abuelito, se refiere a este:

http://www.casadellibro.com/libro-la-bestia-en-la-pantalla/9788489668843/1812972

Que yo poseo orgulloso (y sin leer, soy lo peor) en mi casa, y ni sabía que nuestro admirado Abuelito escribía en él.

Un saludo!!

WOLFVILLE dijo...


Por cierto que he recibido con gran alegría su "Hombre Perdido". Una edición excelente, bonita a la vista y sin duda interesantísima.

Enhorabuena y muchísimas gracias.

Llosef dijo...

Pues me apunto la referencia del gran Abuelito, Wolfville. ¡Muchas gracias por la info!

Y en cuanto a "Hombre perdido", solo confío en que le guste.

¡Abrazos!

El Abuelito dijo...

Lo mismo que el señor Wolfville, paso a considerarlo a usted uno de los hombres más corteses de la Tierra ¡Pues no ha tenido la bondad de enviarme su libro sobre las andanzas de Ñuflo de Chaves! Mi padre era devoto de los Naufragios y Comentarios de Cabeza de vaca; a mí aquello de "Ñuflo" me hacía mucha gracia de crío, porque se parece a "chufla"... De momento le diré que el dibujo me ha sorprendido muy agradablemente; es magnífico, la historia todavía no la he leído... ya le contaré!!
El artículo se publicó en el libro "La bestia en la pantalla - Aleister Crowley y el cine fantástico", editado por la Semana de Cinde de San Sebastián. Allí publico con el pseudónimo de Pedro Porcel, hablando sobre la lectura oculta de numerosos filmes, todos estrenados en vida de San Aleister Crowley (o sea, antes de 1947), incluyendo las varias versiones mudas de El Mago de Oz y la versión de Alicia de los años treinta (sin duda la mjor jamás filmada). No me quedan ejemplares, que si no le mandaba uno ahora mismo...

Llosef dijo...

Muchas gracias por su ofrecimiento, Abuelito. Lo buscaré porque me interesa muchísimo, sobre todo porque tengo para ver esa versión que comenta de Alicia y su artículo seguro que me ayudaba a ver y comprender esas claves ocultas, algo para lo que me confieso algo obtuso...

Del cómic, solo puedo decirle lo mismo que a Wolfville: que le guste. Y si no, sean ambos clementes en su juicio: lo escribimos con pasión.

J.C.Alonso dijo...

LLosef, un lujo para los sentidos: magistral. Gran detalle, gracias y saludos

Llosef dijo...

¡Muchas gracias por pasarte y comentar, J.C.!