jueves, abril 28, 2011

Cuentos góticos, de Mary W. Shelley (1826-1851)


Puedes leer la reseña a estos cuentos de nuestra admirada Mary W. Shelley en la página web El antepenúltimo mohicano, bajo el título Los sueños oscuros de la madre de Frankenstein, AQUÍ.

SHELLEY, Mary. Cuentos góticos. Traducción de Elías Sarhan; prólogo de Agustín Izquierdo. 2ª ed. Madrid: Valdemar, 2006. 183 p. Gótica; 8. ISBN 84-7702-072-8.

miércoles, abril 27, 2011

La décima víctima en la radio # 47: Gene Wolfe en Urth




DESCARGAR (pulsar botón derecho y seleccionar guardar destino como) Duración: 16' 04''




Capítulo 47 de la innominada saga dedicada a la literatura fantástica que La décima víctima os ofrece en el programa Los dos de la tarde de Canal Extremadura Radio. En directo, todos los martes a partir de las 18:30 (más o menos, ya sabéis), o bien descargándolo de este nefando blog en el cual voy dejando estas intervenciones perdidas en el piélago inmenso que es la red. Este capítulo fue emitido el día 26 de abril de 2011.


Como se anunció la semana anterior, otra saga de fantasía ocupó nuestro tiempo. El Libro del Sol Nuevo, con sus cinco tomos formando un todo, es sin duda una de las más extrañas, difíciles y desasosegantes obras que ha dejado este género algo maltratado. Por estilo, por temática, por su enrevesada trama, por su oscuridad narrativa, pero también por su fascinación única y su imaginación desbordante, podemos considerarla una de las obras cumbres no solo del género de fantasía, sino también de la ciencia ficción y, qué demonios, de toda la puñetera literatura. Su autor, GENE WOLFE.  


Pido disculpas por haber comenzado matándolo: creedme que yo estaba tan convencido de que se había suicidado que ni me dio por comprobarlo en internet, con lo fácil que hubiera sido. Pediría que todo oprobio posible cayera sobre mí por error tal si no fuera porque, equivocación aparte, ya me está cayendo una buena. Así que ya vale de todo esto.


Así que si no conocéis esta alucinante obra de Gene Wolfe, dejadlo todo y poneos con ella. El esfuerzo os valdrá la pena. Yo estoy deseando releerla, a ver si a la segunda soy capaz de llegar más lejos. Tan lejos como el Autarca me permita. 


(Con esta pinta tan simpática y yo queriéndolo asesinar, ¡ay!)

martes, abril 26, 2011

Capturado, de Neil Cross (2010)


“-(…) -. Lo importante es amar lo que tienes, no lo que tuviste una vez. Porque todo lo bueno se acaba algún día. Y lo único que conservas a partir de entonces son las migajas de los días que aún te quedan.” (p. 174)

Bueno, pues este es el libro que me faltaba por leer de los cuatro que hasta el momento han editado de manera conjunta Valdemar y Es Pop. Una colección más que interesante y, como ya he dicho con anterioridad, adictiva. Adictiva en el sentido de que uno empieza a leer y, demonios, no hay quien pare. Independientemente de lo que uno piense al cerrar el libro, el camino ha pasado en un suspiro, el viaje ha sido trepidante y hasta cuando al final uno no queda del todo satisfecho siente que ha merecido la pena llegar hasta allí. Y si al terminar resulta que uno está encantado, pues mejor que mejor.

Y ese es el caso con este Capturado de Neil Cross, a mi gusto la mejor de las cuatro novelas de la colección. Una novela en verdad enfermiza por lo que nos llega a mostrar, angustiosa, implacable con el lector y sin apenas presentar algún personaje al que aferrarse. Escrita con un estilo cortante, seco, estructurada en capítulos o secuencias breves (Cross escribe guiones para series de televisión, así la celebrada Luther, de la que es creador, y se nota) y de ritmo feroz.

Aquí estamos ante gente desesperada y perdida haciendo cosas desesperadas que les llevarán a la perdición. Personas llevadas al límite por una mala decisión, por un arrebato momentáneo que conllevará consecuencias funestas, por pensar que cuando uno está a punto de morir solo importa lo que uno cree que debe hacer.

Kenny Drummond, un tipo como tú y como yo, al que le acaban de comunicar que le quedan unas pocas semanas de vida decide que, en ese tiempo que le resta, lo mejor que puede hacer es corregir algunos errores del pasado. Lo curioso es que dichos errores, como todo en la vida, son del todo subjetivos, vitales para él pero no así para los demás. Este es el primer paso que Neil Cross nos obliga a dar en su descenso a los infiernos de la mano de su protagonista: enfrentarnos a una realidad que muchas veces obviamos por mera subsistencia, la realidad que nos rodea y que poco o nada tiene que ver con lo que pensamos que es.

A partir de aquí, una verdadera ordalía sin redención en la cual Kenny se sumergirá sin posibilidad de dar vuelta atrás. Aferrándose a una idea tan vacua que cuesta trabajo creerla si no fuera porque es el último aliento de un cadáver. Una obsesión por esclarecer un hecho del pasado alimentado por un hálito de romanticismo que da escalofríos. Porque Kenny nos obliga a mirar hacia lo más oscuro de nosotros mismos, hacia esa oscuridad que no es la que se confiesa y de la que se presume en el bar, sino aquella que no nos confesamos a nosotros mismos, la que negaríamos en cualquier situación, pero de la cual ignoramos si no llegaríamos nosotros a donde llega él, si la desesperación no nos haría emprender el macabro camino de nuestro antihéroe. Y en esto se basa todo el horror: en que Kenny Drummond es un tipo como tú y como yo. Aunque juremos que no.

CROSS, Neil. Capturado. Ilustración de portada de Kano; traducción de Óscar Palmer Yáñez. Madrid, Barcelona: Es Pop/Valdemar, 2010. 253 p. Valdemar/Es Pop narrativa; 3. ISBN 978-84-937771-2-8.


Excelentes reseñas del amigo padawan en su blog Asíncronos de los tres primeros libros de esta colección: Acero, A la cara y Capturado.

lunes, abril 25, 2011

Reina del crimen, de Megan Abbott (2007)


Continúa la interesante colaboración entre las editoriales Es Pop y Valdemar, dando su fruto en cuatro títulos desbordantes de violencia, intriga, con un toque de pulp sanguinolento pero sin olvidar que un buen estilo narrativo ayuda a dar empaque a cualquier propuesta de este tipo. Y hasta ahora, gusten más o menos, lo cierto es que las novelas que han editado se leen de un tirón, resultan cuando menos entretenidas y son todo un soplo de aire fresco. Descaradas, divertidas, enfermizas… En fin, cosas que nos gustan. Y con una presentación que hacen que el ir a la librería a comprarlas sea todo un placer: se agradece el cuidado en la edición, el buen gusto, la elegancia tan de serie b de la que hacen gala.

Ya he comentado en otras ocasiones tanto A la cara de Christa Faust como Acero de Todd Grimson. Pronto haré lo propio con Capturado de Neil Cross (mi favorita de las cuatro). Ahora toca escribir un poco acerca de la última que han publicado, esta cínica y efervescente Reina del crimen, de Megan Abbott, que luce en portada y contraportada sendos dibujos del genial Fernando Vicente.

Como se indica en el libro, esta novela recibió “el premio Edgar Allan Poe a la mejor novela de misterio” en el año 2008. Bueno, no sé si misterio hay en ella, pero sí desde luego emoción, mucho sabor a película de cine negro clásico, a novela de detectives (más por ambientación que por la trama, que como digo poco misterios ofrece), a relato entre divertido y descarado y con un estallido de violencia hacia su mitad en verdad espeluznante.

Y es que, a mi gusto, y fijaos que no escribo a mi entender, que es poco, lo mejor de esta novela de la pizpireta Megan Abbott está en el tono narrativo adoptado. La confesión de una joven trepa que no se molesta en ocultarlo y que ya desde la primera página deja bien claras sus intenciones. En fin, para qué trabajar si una es mona, no es tonta y a poco que use sus armas podrá conseguir lo que desee. Pero claro, también una es un tanto ciega a la llamada del sexo desenfrenado, por lo cual nuestra heroína verá enturbiada su carrera hacia la cima del crimen de manera momentánea por cometer solo un desliz. Un tropezón allí donde ni tan siquiera se puede consentir un leve temblor de labios: la carrera hacia la cima del crimen organizado.

Abbott utiliza la primera persona de la protagonista para contarnos su historia, pero lo que nos llega y nos impide abandonar la lectura es su tono confesional, como si esta nos estuviera relatando qué diablos le ha ocurrido hasta llegar donde se encuentra en un oscuro local de mala reputación ante el tercer o cuarto güisqui de la noche. Y sí, con la orquesta atronando temas de correoso jazz allí al fondo, entre las volutas de humo de cigarrillo, el carmín desprendiéndose pegado en el borde del vaso alto, con los ojos semicerrados no sabemos si por el cansancio o porque esa mirada turbia nos atrapará en su estudiada red de seducción.

Y así se desgrana una historia en la cual lo que se nos cuenta es tan viejo como el mundo, pero no tanto su voz. Lo viejo parece nuevo y nos engancha, tira de nosotros de manera feroz y nos impide dejar el libro para seguir al día siguiente. Uno quiere saberlo todo y quiere saberlo ya. Y por eso es una lectura excelente. Porque no revoluciona nada, pero llega directa al estómago, convulsiva y atrayente. Como una mirada de alguien que amamos y no nos desea, pero que quiere que la escuchemos y no apartemos la vista.

ABBOTT, Megan. Reina del crimen. Ilustración de portada de Fernando Vicente; traducción de Óscar Palmer Yáñez. Madrid, Barcelona: Es Pop/Valdemar, 2011. 228 p. Valdemar/Es Pop narrativa; 4. ISBN 978-84-937771-3-5.

domingo, abril 24, 2011

La décima víctima en la radio # 46: Ursula K. Le Guin en Terramar




DESCARGAR (pulsar botón derecho y seleccionar guardar destino como) Duración: 14' 42''




Entrega número 46 de la saga dedicada a la literatura fantástica que La décima víctima os ofrece en el programa de Canal Extremadura Radio Los dos de la tarde. Todas las tardes de los martes, pasadas las 18:30 horas, podéis dedicar un momento a recordar a todos aquellos escritores que la literatura oficial deja de lado. O no, que tampoco nos importa demasiado... Y si no podéis escucharlo en directo, siempre en este vuestro nefando blog tendréis la oportunidad de descargaros la intervención más veloz de la radio. Esta entrega fue emitida el 19 de abril de 2011.



Nuestra protagonista en esta ocasión fue la fascinante escritora URSULA K. LE GUIN. Como repasar su obra nos parece tarea imposible en tan breve espacio, y además un servidor está muy lejos de haberla leído en su totalidad, nos centramos en la que quizá sea su obra más popular, aunque desde luego no todo lo que debiera atendiendo a su calidad: Los libros de Terramar. Una obra subyugante y maravillosa que supone una de las cotas más altas de la literatura de fantasía.  


Si nunca has surcado los mares huyendo de una implacable sombra, si nunca has viajado con Ged por el laberinto subterráneo de las tumbas de Atuan, si nunca has visitado la isla más lejana, aquella en la que aún habitan los legendarios dragones, quizá ya haya llegado la hora de hacerlo. Esperar más no merece la pena. No cuando el prodigio y la maravilla te esperan a solo una vuelta de hoja.


miércoles, abril 20, 2011

La décima víctima en la radio # 45: Francis Marion Crawford



DESCARGAR (pulsar botón derecho del ratón y seleccionar guardar destino como) Duración: 19' 35''


Capítulo 45 del folletín macabro que La décima víctima os ofrece en Canal Extremadura Radio, en su programa Los dos de la tarde, todos los martes un poco después de las 18:30 horas. Emitido el 12 de abril de 2011.



Esta semana dedicamos la sección a un escritor de éxito, un bestseller de órdago que al morir fue olvidado con esa fulminante rapidez que solo la fama puede otorgar. Pero... ¿del todo olvidado? ¡No! Pues FRANCIS MARION CRAWFORD (1854-1909) legó a la posteridad siete impresionantes relatos de terror que mantienen viva la llama de su recuerdo. Siete relatos entre una producción que supera las 50 novelas, más artículos y diversos cuentos. Este puñado espectral sobrevivió a su muerte. Y sobrevivirá a la nuestra, no lo dudéis.
 
 
La litera superior es un relato que fascinó a Lovecraft, no es para menos, pero también cabe destacar de entre estas siete joyas La sonrisa muerta, con su regusto gótico, y El chillido de la calavera, de una modernidad apabullante. Inolvidables obras maestras. Por un momento compartimos camarote, el 105, por supuesto, con Francis Marion Crawford.
 

lunes, abril 11, 2011

La décima víctima en la radio # 44: Oskar Panizza



DESCARGAR (pulsar botón derecho y seleccionar guardar destino como) Duración: 17' 05''


Capítulo 44 del enloquecido melodrama que La décima víctima os ofrece en Canal Extremadura Radio, en su programa Los dos de la tarde, todos los martes un poco después de las 18:30 horas. Emitido el 5 de abril de 2011.


Y enloquecido porque a la locura hay que referirse al acercarse al que fue nuestro protagonista en esta ocasión: OSKAR PANIZZA (1853-1921). El ojo del huracán del escándalo literario más sonado en la Alemania de finales del siglo XIX. Perseguido, encarcelado, exiliado y, bueno, tantas vueltas para acabar internado en un manicomio hasta el fin de sus días. Reivindicado en vida por coetáneos del calibre de Alfred Kubin y Hanns Heinz Ewers, y recuperado posteriormente y ya de manera definitiva por André Breton. Nosotros nos acercamos a su figura con el deseo de que, si alguien nos escucha, nos acompañe en este paseo al fondo de la locura. ¡No digáis luego que no os invito a cosas chulis!

 

domingo, abril 10, 2011

Huye rápido, vete lejos (2001) y Un lugar incierto (2008), de Fred Vargas

No entraré en detalles sobre el merecido éxito que están obteniendo las novelas de Frédérique Audoin-Rouzeau (nombre real de Fred Vargas) porque poco puedo decir: más que merecido, y nos alegra, porque eso permite que su obra se vaya traduciendo a nuestro idioma. Otra cosa es que están siguiendo un orden de edición cuando menos peculiar, pero uno está ya tan acostumbrado a que las cosas no se hagan como sería deseable que se conforma con que se cumpla al menos una parte del deseo.

La autora francesa utiliza el seudónimo de Fred Vargas para sus novelas policiacas. He leído dos seguidas de la serie del Comisario Adamsberg y la sorpresa ha sido mayúscula. Estaba sobre aviso, claro (¡gracias, Paymon!), pero aun así lo que esperaba se ha visto superado de largo por lo que he encontrado. Huye rápido, vete lejos es la cuarta de la serie protagonizada por el tan sensacional como atípico Comisario de la Brigada Criminal de París.

Partiendo de algo tan común como una pareja de policías de caracteres contrapuestos, Vargas crea vida desde la convención. El comandante Danglard es metódico, realista, obsesivo de los datos y hábil con el ordenador y las bases de datos. Por el contrario, su superior el comisario Adamsberg es intuitivo, apenas si sabe dónde está el botón de encendido de su ordenador y gusta de pasear y perderse en la divagación. Ambos poseen una inteligencia fuera de lo común: Danglard, la del estudioso que a través de los años ha adquirido los conocimientos de los libros, mientras que a Adamsberg es la experiencia, la observación y su afilada capacidad de análisis lo que le han dado su carácter excepcional. También es opuesta su forma de ver y enfrentarse a la vida: Danglard es un desastre con las mujeres, ha renunciado a ellas y carga con cinco hijos a los que tiene que cuidar, abandonado por su esposa y por cualquier atisbo de belleza y apostura, siendo su única opción el mantener siempre una sobria elegancia a la inglesa que lucha con fervor contra su cuerpo desgarbado y propenso a la gordura debido a su inabordable afición a la cerveza; Adamsberg es apuesto, guapo, atractivo con sus silencios y su aura de misterio, descuidado en el vestir, pero con ese don que hace que todas las mujeres lo amen sin que tenga que hacer el mínimo esfuerzo. Uno tiende, por su humanidad deslavazada y desastrosa, a identificarse antes con Danglard que con Adamsberg, pero algo hay que los une y los acerca al lector de manera poderosa: ambos son personajes a la deriva, imperfectos, seres que han perdido de alguna manera el rumbo y se aferran a lo poco que tienen con la fuerza desesperada del que ni siquiera sabe que tiene algo. En el fondo, aun siendo tan diferentes, su particular patetismo los une, los convierte en la pareja perfecta. Y así es como Fred Vargas, partiendo de la convención, crea dos personajes con la fuerza y la atracción de los personajes más clásicos e imperecederos de la literatura criminal. Uno nunca se cansaría no solo de sus casos, sino de conocerlos un poco más.

Estas características de sus protagonistas se extienden a todos los personajes de la trama. Desde los otros policías de la Brigada a las personas de vida cotidiana que se defienden como pueden de su condición, pasando por los mismos criminales, los cuales muestran un carácter tan triste y desolado que uno quiere que jamás los atrapen, que cumplan sus objetivos de venganza sin que Adamsberg tenga tiempo de echarles el guante y deslavazar la increíble urdimbre que han tejido.

Porque tampoco hay que dejar de lado esto mismo: la prodigiosa red que Vargas teje en su novela, un misterio superior que engancha de manera frenética y te lleva como arrastrado por el devenir terrible de casi todos los personajes que aquí aparecen. Hombres y mujeres que parecen flotar a la deriva en la vida y que apenas si encuentran un débil pecio al que aferrarse en el naufragio.

Porque todo es triste, pero al tiempo pleno de vida y emoción, una complicada ecuación que Vargas maneja con verdadero gozo para el lector, mezclando en su historia realidad cotidiana y gris con personajes que nos conmueven hasta lo más hondo y pinceladas fantásticas que rompen con cualquier asomo de mediocridad detectivesca. Puro placer narrativo, pura pasión por contar. Los mismos criminales, como ya he comentado, resultan tan patéticos como los policías que les van a la zaga. La ilusoria venganza en forma de peste negra no oculta sino unas almas torturadas y destruidas que se cobijan en la vana ilusión de poseer un don divino.

Lo ancestral pasea por nuestras calles cotidianas e invade nuestras casas con la fuerza que lo más antiguo siempre tendrá sobre la sobriedad de nuestra sociedad obnubilada por la modernidad.

Y es que esto mismo se puede aplicar a Un lugar incierto (2008), octava novela de la serie del Comisario Adamsberg si contamos un volumen que recoge tres historias cortas.

Vale, de acuerdo, aquí los malos no resultan lo que uno diría simpáticos, pero… ¡Vaya si no resultan unos pobres diablos tan patéticos como los de la novela anterior!

En esta ocasión también Vargas nos muestra otra historia de venganzas imposibles, una venganza que clava sus raíces en un pasado inmemorial. Lo fantástico se entreteje con lo real en una historia que se lee sin aliento. El acercamiento al tema del vampirismo se efectúa desde su base más ancestral, la de la leyenda popular, y acaba por resultar más moderno y perturbador que otros supuestamente más “al día”. Lo más antiguo como germen de lo eterno, por lo cual ajeno a las modas y por encima de ellas. Fred Vargas demuestra, como ya he dicho en alguna ocasión refiriéndome a otras novelas, que no importa lo maltratado que nos parezca un tema, sino lo que el autor hace con él. Y aquí es oro fundido en una historia plena de horror, desolación y misterio primitivo. Hay momentos leyendo este libro en los cuales negar su parte más fantástica se nos antoja de idiotas. Oh, amigos, ellos existen, ¿lo dudas? Pero no como creías conocerlos. Porque aquí hasta los vampiros parecen algo de lo que nunca habías oído hablar.

Y sí, Un lugar incierto me ha parecido una novela sorprendente y arrebatadora, mágica, de esas que hasta las apariciones sorpresa de algún personaje para desliar el embrollo saben a gloria. Solo un escritor genial puede lograr esto. Y Fred Vargas es una escritora genial.

VARGAS, Fred. Huye rápido, vete lejos. Traducción de Blanca Riestra. 4ª ed. Madrid: Siruela, 2010. 331 p. Nuevos tiempos, policiaca; 21. ISBN 978-84-7844-661-2.

VARGAS, Fred. Un lugar incierto. Traducción de Anne-Hélène Suárez Girard. Madrid: Siruela, 2010. 347 p. Nuevos tiempos, policiaca; 156. ISBN 978-84-9841-338-0.

sábado, abril 09, 2011

Asfixiado en la jungla


Estoy escribiendo una historia para mi amigo Enrique Flores. Un guion para una historieta acerca de unos hombres atrapados y perdidos en la selva. Siento que soy yo el que está en verdad perdido y atrapado por cosas que no puedo controlar. Esta sensación debería ayudarme, pero me temo que ni por esas. Enrique se está abriendo paso a machetazos de color entre la espesura. Yo debería estar ayudando a despejar la senda, pero temo que la negra tinta de mi Pilot solo está emborronando nuestras huellas.

lunes, abril 04, 2011

La décima víctima en la radio # 43: Richard Middleton



DESCARGAR (pulsar botón derecho y seleccionar guardar destino como) Duración: 18' 33''



Entrega 43 del folletín decimonónico que La décima víctima os ofrece en Canal Extremadura Radio, en su programa Los dos de la tarde, todos los martes hacia las 18:30 horas.


RICHARD MIDDLETON, escritor de vida desgraciada que se suicidó a los 29 años utilizando cloroformo, se durmió para siempre en la historia de los hombres. Pero quedaron sus fantásticos relatos para que no lo olvidemos nunca. El buque fantasma es sin duda todo un clásico del género lleno de fantasía, emoción, diversión y genuino sentido de la maravilla. La inadaptación, la soledad, la tristeza de una vida gris que no ofrece salida a un alma imaginativa y sensible tiñeron sus páginas de una melancolía única. Cadáveres que andan, piratas fantasmas que aún recuerdan bien en qué consiste una buena francachela, niños solitarios que juegan en el recreo apartados de todos... Sus protagonistas llevan en sí algo eterno de quien los creó. Él fue el protagonista de nuestra sección: un recuerdo breve pero intenso para quien merece mucho más. Desde aquí, le dimos todo el afecto que nos fue posible.

Emitida el 29 de marzo de 2011. 

viernes, abril 01, 2011

La décima víctima en la radio # 42: Charles Burns



DESCARGAR (pulsar botón derecho y seleccionar guardar destino como) Duración: 13' 41''



Entrega 42 del culebrón fantástico que La décima víctima os ofrece en Canal Extremadura Radio, en su programa Los dos de la tarde, todos los martes hacia las 18:30 horas.


Como preámbulo a la II Salita del Cómic Iberoamericano, el protagonista de la sección fue el autor de comics CHARLES BURNS, todo un maestro del horror cotidiano, del miedo adolescente, del pánico al cambio y de la serie b de culto. En fin, de todas aquellas cosas con las que nos identificamos de manera absoluta y que tan felices nos hacen. Felices en el horror.  


Su obra maestra Agujero negro es todo un compendio de sus temas y de su forma de contárnoslos. Pero no olvidemos que hay más, mucho más.


Emitida el 22 de marzo de 2011.