martes, octubre 18, 2011

Corona de flores, de Javier Calvo (2010)

En una Barcelona fantasmagórica de finales del siglo XIX se desarrolla toda una trama enfermiza y delirante: el Asesino de la Esperanza deja su impronta en sus oscuras calles y un grupo de personajes, tan sociópatas y peligrosos como el mismo criminal, se pondrán a darle caza. Una Barcelona de pesadilla, con un trasfondo real pero que aquí toma la forma de una Gotham producto de la mente del Joker. Una Barcelona fruto de un folletín gótico y alambicado ahogada por el Dosel de Sombras, una nube perpetua de humos industriales que sumerge a la ciudad en una penumbra eterna. Una Barcelona donde la poesía más grotesca y horrible florece en una siniestra corona de funeral.

Este es el ambiente de atmósfera opresiva en el cual se desenvuelve la novela Corona de flores de Javier Calvo. Todo un descubrimiento que debo a un comentario de Joaquín Huguet dejado en este blog (pronto, El señor Teckel visitará La décima víctima…). Un libro que desde ya mismo recomendamos vivamente en este blog de muertos.

Porque si fascinante es esa Barcelona que iguala a la mejor imagen que tengamos del Londres victoriano y brumoso que amamos gracias a tantas novelas, no menos lo son sus protagonistas. Javier Calvo consigue mantener ese equilibrio genial que consiste en mostrar a unos personajes esperpénticos, exagerados, en el filo de la locura, pero en todo momento creíbles, reales, apabullantes. Empezando por el inspector de policía Semproni de Paula, el encargado de investigar el caso del Asesino de la Esperanza que mantiene en vilo a toda la ciudad, un hombre encerrado en un cuerpo con la apariencia de un niño de once años, ultraviolento y desesperado por la relación destructiva que mantiene con su bellísima, y algo veleidosa y coquetilla, esposa. O el que acaba por convertirse en el rey de la función, Menelaus Roca, y cito de la contraportada porque yo lo haría peor: “anatomista agorafóbico y fotofóbico con un pasado de locura homicida”. ¡Y nos quedamos cortos! El extraño Menelaus es un personaje salido de la trama más enloquecida del mejor Gustav Meyrink. Y no menciono este nombre por casualidad: Menelaus Roca, me gusta pensar, bien podría ser el particular Golem de Javier Calvo.

Citar a Meyrink tiene alguna razón más. Corona de flores, a mi modesto ver, se enraíza en esa tradición europea del fantástico más delirante y visionario, en el que la pesadilla convive con lo cotidiano, el horror con la mirada nunca exenta de humor, los cuadros espeluznantes con el retrato sardónico de nuestra sociedad. Una tradición que une a Leo Perutz, a Alexander Lernet-Holenia, a Hanns Heinz Ewers y a tantos otros a los que desde aquí siempre hemos demostrado devoción. En la actualidad, solo se me ocurre pensar en dos escritores tan geniales como ignorados, Francisco José Vaz Leal y Francisco Jorge Hidalgo, autores de los cuales algún día tocará hablar en este blog porque también son hermanos de todos los citados. Y creo que enumerar estos nombres no es en detrimento de Javier Calvo, debería ser innecesario aclararlo: si lo pongo en esta lista es porque tiene la fuerza y la personalidad suficientes para tutearse con estos titanes.

Confieso que tal es la fuerza que comento surge de la lectura de esta novela que la trama del asesino pues, bueno, es lo que menos me atrapó. Y ni falta que hacía, porque en el fondo todo trata de mostrar la vida de unos personajes fascinantes en un paisaje evocador y envolvente. Un extraño mal sueño del que no quieres despertar. Creo que los amantes del fantástico entendéis sin explicaciones qué demonios he querido decir con la frase anterior, ¿no?

De prosa encendida y plena de imágenes poderosas, ya lo he dicho, esta novela de Javier Calvo ha sido todo un hallazgo. Uno desea una segunda parte, porque podríamos seguir leyendo y leyendo sobre todos los personajes que aparecen en ella como espectros en la bruma de su trama.

Jajaja, se me pega un poco del estilo de Calvo, pero yo lo hago muy mal, no penséis que él lo escribiría así. Leed su novela, en serio. Es un regalo para los que amamos la literatura fantástica. Y me atrevería a decir que también para aquellos que no la aman…

CALVO, Javier. Corona de flores. Barcelona: Mondadori, 2010. 305 p. Literatura Mondadori; 425. ISBN 978-84-397-2245-8. 

19 comentarios:

WOLFVILLE dijo...

Totalmente de acuerdo. Desde el momento que la lei (en dos días) me pareció una obra maestra en casi todos los aspectos. Gracias a ello busque todos los libros de Javier Calvo y todos son excelentes, pero me quedo con este "Corona de Flores" porque es verdaderamente alucinante.

Y buenísima la comparación con gente como Ewers en lo de la crudeza y violencia no exenta de humor negro. No lo había pensado y es una verdad como un templo.

Llosef dijo...

Veo en su magnífico blog que tiene enlazado el de Javier Calvo. ¡Está visto que no enredo lo suficiente por internet, jaja! Y sí, una novela magnífica. Y desde luego tengo que buscar el resto de libros de este autor. Sr. Wolfville, le agradecería me indicara cuál me recomendaría leer después de este, que ya veo que es su favorito...

Joaquín Huguet dijo...

Excelente artículo, Llosef. La mente del Menelaus Roca es el Museum Clausum, una versión mortuoria del teatro de la memoria. Pero, a diferencia del teatro de Camillo o del de Giordano Bruno, no almacena recuerdos sino especimenes disecados, que pasan a peor vida cuando son desplazados por nuevas inquilinos fúnebres. Roca convierte los lugares o “loci” del viejo arte de la memoria en una colección de tumbas, de ahí su afición por todo los seres disecados. Hay otro personaje interesantísimo, con claras resonancias simbólicas, que intentará destruir este Museo, el inspector Boamorte, pero lo confundirá con el inútil laboratorio del doctor Roca. El mundo del “trasgo” es un trampantojo, en el que se dibuja bajo el “dosel de sombras” la ciudad secreta, una especie de Jerusalén celestial invertida.

Llosef dijo...

Joaquín, lo excelente es la recomendación de este libro por tu parte y cómo defines a Menelaus y a Boamorte. El laboratorio, biblioteca y museo del horror de Menelaus es como un castillo convertido en una tumba gigante, una cripta descomunal que también tendrá su continuación bajo la tierra... ¡Pero no se puede contar más! Yo de Boamorte, otro personaje fascinante como comentas, me hubiera perdido en comparaciones con Nosferatu, pero claro, esta comparación es casi más física que profunda, aunque desde luego es un auténtico espectro viviente. Irradia un aura tenebrosa increíble. Aunque esto lo podríamos decir de casi todos los personajes... Y del "Asesino de la Esperanza" no veía adecuado hablar para no estropear nada, jajaja. Quien quiera descubrir su alucinante realidad, debe leer la novela.

PAYMON dijo...

¡Joer! recuerdo haber leído reseñas cuando apareció publicada pero después la olvidé entre la vorágine de novedades editoriales... ya veo que hice mal, muy mal. Porque además tiene todos los elementos para que me guste, y mucho...

Llosef dijo...

¡A ti te encantaría, seguro!!!

WOLFVILLE dijo...

La verdad es que recomendar Javier Calvo es complicado porque sus anteriores novelas tienen poco o nada que ver con "Corona de Flores", que casi parece el comienzo de una nueva etapa en su literatura. En cualquier caso a mi me encanta "Los Rios Perdidos de Londres" (bizarra, mega-extraña y un poco victoriana, sobre todo en el relato que le da nombre) y "El Dios Reflectante" que es una auténtica locura. A veces le caen algunos tics propios del vanguardismo clásicos (ese del que me rio en mi post actual XDD), pero no empañan la diversión. Muy interesante también es "Mundo Maravilloso", aunque no la he leido completa aun. Y su novela corta "Suomenlinna" tambien me moló bastante.

En general es un autor que no deja indiferente, porque es bastante "particular", personal y rompedor. En "Corona..." parece un poco más comedido o quizás es que la ambientación del siglo XIX aumenta el atractivo, pero es verdad que el resto de sus libros son droga de la dura. Y dicho por supuesto en el buen sentido :)

Llosef dijo...

¡Señor Wolfville! Veo que al final... ¡me recomienda usted todos, jajaja! Pero bueno, siguiendo sus sabias indicaciones, creo que buscaré ese "Los ríos perdidos de Londres".

PAYMON dijo...

He comenzado hace media hora Corona de flores ¡y no puedo paraaaaar!
Y Suomenlinna estaba agotada, pero ya la he pedido :)))

Llosef dijo...

Amigo Paymon, sabía que para usted esta sería una carta ganadora...

Anónimo dijo...

Calvo es fan de los cómics de Alan Moore que no tienen superhéroes.

J

Anónimo dijo...

Lo anterior es de aquï, claro.

http://haciendoelpino.wordpress.com/2010/04/29/entrevista-a-javier-calvo-cuando-babelia-desaparezca-aun-quedara-cosmopolitan-y-woman/

Interesante entrevista.

J

Ricardo Signes dijo...

Son demasiadas recomendaciones como para dejar de leer la "Corona de flores" de Javier Calvo, especialmente si entre estas va el aval de quien para mí es, sin duda, uno de los mejores escritores actuales del género. Me refiero a Joaquín Huguet. En cuanto a "Los ríos perdidos de Londres", coincido en la apreciación del relato homónimo que hace el amigo Wolfville, pero no tanto respecto a los otros tres, que son bastante más flojos.

Llosef dijo...

¡Sí que está bien la entrevista! Me he apuntado "Los misterios de Bryant y May", de Christopher Fowler.

Wolfville nos comentaba que esta novela supone algo así como una ruptura con su estilo anterior, por lo que más razón para que te animes, Ricardo. Es una novela que engancha.

Y Huguet tendrá su espacio en "La décima víctima", pero aún tardaré un poco...

PAYMON dijo...

¡Acabada! ¡Mancantao!
¡jejejeje! yo también me he apuntao la de "Teatro oscuro" de Christopher Fowler, que tiene buena pinta y he leído un par de reseñas muy, muy prometedoras...

Llosef dijo...

Jajaja, ¡no te ha durado nada! Y más ganas de empezar con Fowler...

Felmanuel dijo...

'dita sea... No tenía suficientes con todas las reseñas que ya había leído, que viene usted, Llosef, también a contaminarme con el ansia por este libro. Debería dejar de leer lo que estoy leyendo (no sé si podré decirlo no al señor Brian Aldiss y a su guía por Malacia) y asediar alguna librería, pagar religiosamente y devorar la novela del señor Calvo.

Llosef dijo...

¿Estás leyendo "El tapiz de Malacia" de Aldiss? ¡No lo dejes! Vale, no es la novela perfecta, pero le tengo un cariño enorme!!!! La leí justo antes de uno de mis viajes a Venecia, cuando yo viajaba, creo que con esto ya lo digo todo.

Y la novela del señor Calvo te va a encantar. Como le dije a Paymon un poco más arriba de estas líneas, en tu caso esta es una recomendación segura. Ya lo verás.

Felmanuel dijo...

Cómo no tenerle cariño a Perian de Chirolo, a Guy de Lambant, a Otto Bengtsohn -que me perdone si escribo mal su apellido-, insufribles aunque simpáticos pícaros, tozudos revolucionarios... y sobre todo a esa estática y fabulosa Malacia -la Venecia renacentista personal de Aldiss, ¿verdad?-. ¿Que no es la novela perfecta? Pues es divertidísima, y había pospuesto durante tanto tiempo su lectura, que no sé cómo podía haberme permitido leer otros libros antes que el maravilloso espectáculo que es "El tapiz de Malacia". La pena es que se haya topado con un lector tan inconstante y tan impaciente -yo, por supuesto-, pero no pienso renunciar a seguir transitando sus calles... digo, sus páginas.

(Qué apropiado leerlo antes de viajar a Venecia, jeje.)